Skip to content

Beschreibung eines Dorfes | Marie Luise Kaschnitz

Twitter
Facebook
Google+
http://www.eldorsodelascosas.javiersanchezarjona.com/beschreibung-eines-dorfes-marie-luise-kaschnitz/

Pdf_icon

La verdad, o digamos más bien en este punto: la sinceridad de la exposición es, a nuestro parecer, decisiva; la duración de la obra del escritor dependerá tanto de su íntimo interés como de su audacia. (…) La franqueza es el único modo de dar en el blanco, incluso quizá baste con la franqueza de una determinada época de la vida, de un instante en el que la capacidad expresiva del escritor coincide de forma misteriosa con la capacidad receptiva del lector; todo reconocimiento posterior no es entonces más que un eco de este tiempo singularmente creativo.1

A propósito de la manera literaria de entender la verdad que aquí expone Marie Luise Kaschnitz y el juicio crítico que ésta comporta, al hilo de su forma de definir el tiempo creativo, quizás convenga recordar el objeto con el que, en los siglos XII y XIII, se construyeron las primeras máquinas: con ellas se pretendía representar la machina mundi, no tanto intervenir en el universo. Hans Blumenberg, por ejemplo, nos enseñó a ver los primeros relojes como instrumentos que representaban miméticamente el tiempo tal y como lo mostraban los cielos y no como instrumentos que lo midieran. De esta relación entre tiempo y representación, ajena a la medida, dan cuenta no sólo la cita de Marie Luise Kaschnitz con la que abrimos esta entrada, sino también obras suyas como el libro de estampas Orte (Lugares), el diario romano Engelsbrücke (Puente del ángel) o el poemario Beschreibung eines Dorfes (Descripción de un pueblo): en la línea de los ensayos corográficos y autobiográficos realizados por el Elias Canetti y el Walter Benjamin más proustianos y de los diarios de André Gide, Julien Green, Max Frisch y Cesare Pavese – que la autora que nos ocupa ensalza –, las creaciones poéticas de Kaschnitz que enumeramos a título de ejemplo lo son no porque intervienen en el tiempo vivido, sino porque representan con cierta intensidad (Dichtung) aspectos  del mismo, imaginándolos como estampas, imágenes, cuadros. Y la voz enarrativa de estos libros concebidos a la manera de diarios y sus colecciones de apuntes reflexiona a menudo sobre las condiciones de legibilidad como requisito previo o catálisis de la labor de la escritura. Beschreibung eines Dorfes convierte este planteamiento fundamental en impulso poético.

 

Beschreibung eines Dorfes | Marie Luise Kaschnitz
Frankfurt a. Main: Suhrkamp, 1966

 

El poemario está sin duda planteado como «eco» (anticipado, como veremos) de un «momento singularmente creativo». Proyecto de diario, elenco de los trabajos y los días («Arbeitstage») que la voz poética imagina para sí, es fruto de una estrategia compositiva muy habitual en la autora que nos ocupa: es una sola voz la que da cabida a múltiples realidades autobiográficas; aunque en esta colección de observaciones, a diferencia de Orte, por ejemplo, estas realidades están expuestas de forma secuencial, pretendidamente taxonómica. En la corografía Beschreibung eines Dorfes predominan las enumeraciones, las anáforas y sobre todo la metonimia: figuras que, a primera vista, parecen dar cuenta de un modo analítico de entender lo poético. Pero en una lectura más atenta del tenor del texto, se descubre que éste se conjuga, se conjura, en futuro: Beschreibung eines Dorfes gana entonces en perspectiva y se revela así como una declaración literaria de intenciones, un acto performativo a priori, un testimonio de voluntad poética, es decir de creación de mundos literales. Y a medida que avanza la lectura, descubrimos paulatinamente que el punto de fuga de esta sucesión taxonómica puesta en perspectiva es un silencio inquietante (un-heimlich) que pivota sobre dos misterios: una casa, la número 84, cuyo núcleo, cuyo hogar no se define, y que sólo aparece en estructuras atributivas («des Hauses Nr. 84») antes de convertirse en acusativo del silencio («das Haus Nr. 84»)2, y una persona, el señor Matern, que la voz reduce prácticamente a fantasma 3.

La descripción, por tanto, está compuesta como una reticencia: el objeto sucintamente descrito, diseccionado sobre la mesa anatómica del poema antes de ser entregado a la destrucción regenadora del apocalipsis que al final se imagina, es estrictamente dependiente de la voz que nombra y omite. Se podría sostener que Kaschnitz es heredera del logocentrismo veterotestamentario que confía a las palabras la creación – o más bien reconstrucción – de mundos. Pero el hecho, insistimos, de que en Beschreibung eines Dorfes el génesis transcrito de este microcosmos municipal se componga en tiempo futuro y en torno a dos realidades silenciadas – una casa y una biografía –, lo convierte en potencia; su efecto anunciado – la descripción de un microcosmos – trasciende al acto de habla que lo anticipa y siembra de este modo una ambigüedad inquietante que colide con la intención aparentemente científica, logocéntrica, corográfica y taxonómica que anuncia el título del libro: en esencia, en Beschreibung eines Dorfes no se describe nada, sino que se indica lo que se calla; y este gesto deíctico obliga al futuro a trascender la materia – haciéndolo apocalipsis en último extremo – para señalar así lo que se elide mientras se enumeran las metamorfosis de las que el libro se compone.

*

Digámoslo abiertamente: en Beschreibung eines Dorfes, Marie Luise Kaschnitz disfraza de corografía un poema de impulso autobiográfico. Y al hacerlo repasa una de sus observaciones más certeras: «El éxito (Gelingen) es sin duda un misterio mayor que la fama (Erfolg)…»4. Una declaración así da cuenta de un modo de entender la creación que prefiere poner el acento más en la composición que en el testimonio, descontando actualidad:

Soy completamente incapaz de componer al instante en versos perfectos un fenómeno o una experiencia. En mi caso siempre hay dos momentos creativos: el de la selección a partir de la materia (Stoff) infinita y el de la composición; y, a menudo, entre estos dos momentos media mucho tiempo. Abordo el tema (Stoff) y en cierta medida lo escondo de mí en mi pequeño cuaderno. Cuando llega su hora, se me vuelve a ofrecer motu propio. Ahora haznos, me conminan estos embriones (Halbgeburten), que entre tanto ganaron en riqueza y entidad; y por la urgencia de su llamada reconozco si la experiencia fue auténtica, indeclinable. 5

En Beschreibung eines Dorfes este método de trabajo se convierte en modus operandi: no se muestra tanto al poemario como efecto retardado del apunte, sino que en él se apunta, se anticipa el efecto convirtiéndolo en acto (poético), para delimitar lo que se calla;  y en el marco de este juego de índices se compone una realidad observada antes de ser formalmente descrita: en este sentido, Beschreibung eines Dorfes es, retóricamente, un trasunto truncado. Porque es, repetimos, recurriendo a la figura retórica de la reticencia como Kaschnitz compone este libro autobiográfico con la forma corográfica con la que lo presenta.

En mi vigésimo primera y probablemente última jornada de trabajo recordaré por qué comencé todo esto, la descripción de un pueblo con la intención tan sólo de encontrar algo de paz, de que se me libere de esta terrible premura, pero no me liberarán, tampoco aquí, cambio sobre cambio 6

se lee en la última sección del libro. La descripción calladamente autobiográfica se presenta como una forma de conjuro anunciada a priori para ser realizada como colofón en el silencio que sigue a la obra. Se busca frenar así el embate de la vorágine metamórfica que acelera el tiempo:

Toda escritura aspira a reformar el mundo, aunque tan sólo sea mediante el intenso esfuerzo de vincular forma y contenido de la única forma admisible, o mostrando asuntos y dinámicas que de otra manera le resultarían inaccesibles al que vive fugaz y aceleradamente.7

afirmó en otro lugar Kaschnitz. Y en este sentido, lo que se escenifica en Beschreibung eines Dorfes es una dimensión utópica del tiempo concebido como distancia («a media hora de distancia del pueblo, pero una realidad más allá, a un siglo»8, leemos, por ejemplo, en el proyecto de la decimocuarta jornada de trabajo). En este libro la descripción es antesala del silencio, y la historia, sedimento, memoria, colectánea de fantasmas, frágil fundamento, delimitación de un punto muerto, abismo: extraña medida. Voces:

sólo las viejas voces, que se alejan unas de otras y se acercan mutuamente, voces de los buscadores de setas, yo aquí, dónde tú, erran, fantasmas, por el bosque9

Y el centro corográfico de este proyecto es el silencio que sucede a estas voces fantasmáticas. Un silencio voluntario: en Beschreibung eines Dorfes se presenta la resistencia a contar, a incluir en el recuento algo sobre lo que se quiere callar. En cierto modo parece la realización poética de una constatación que Kaschnitz plantea en el artículo sobre la dificultad de decir la verdad en literatura, que nos viene sirviendo de guía en nuestra lectura:

En ningún caso estamos seguros de poder resistir a la presión de la tortura, y casi estaríamos convencidos de que perderíamos nuestra dignidad personal en una larga y tormentosa reclusión.10

Beschreibung eines Dorfes sería entonces la creación de una resistencia a la exigencia de hablar de forma omnicomprensiva. Corografía que circunscribe silencio. Nos sentimos tentados a ver en este libro la realización del siguiente apunte de Kaschnitz, con el que concluimos. Fue escrito en septiembre de 1963 y la propia autora lo consideró incomprensible e infructuoso en un texto dedicado al género del diario. Nos acogemos al beneficio de la duda:

Proyecto de poema. Pequeña gramática. Verbos conjugados. Yo vi, yo oí, yo temí, yo amé, yo veré, yo oiré, yo temeré, yo amaré. Este es el tú, es el él, es el ella, es el ello. Pronombres, sustantivos, signos de puntuación.11

 

¿Te gustó este texto?
¡Apoya este proyecto!

Donar

 

Imagen de cabecera: Armillary sphere, from Plate LXXVII (detalle), 1771, Encyclopedia Britannica (fuente: Wikimedia Commons)

 

Notas al pie

  1. Die Wahrheit, oder sagen wir an dieser Stelle lieber: die Aufrichtigkeit der Darbietung ist meines Erachtens entscheidend; von der inneren Anteilnahme des Schriftstellers wird, wie von seiner Kühnheit, die Dauer seines Werkes bestimmt. (…) Nur die Aufrichtigkeit trifft ins Schwarze, vielleicht sogar nur die Aufrichtigkeit einer bestimmten Lebensepoche, eines Augenblicks, in dem die Ausdrucksfähigkeit des Schriftstellers mit der Aufnahmefähigkeit des Lesers in geheimnisvoller Weise übereinstimmt – alle spätere Anerkennung ist dann nur ein Nachhall dieser im besonderen Sinne schöpferischen Zeit. (Marie Luise Kaschnitz, “Schwierigkeiten, heute die Wahrheit zu schreiben”, en Zwischen Immer und Nie: Gestalten und Themen der Dichtung. La obra de Marie Luise Kaschnitz ha sido sólo parcialmente traducida. Las traducciones de los textos que se citan en esta entrada son nuestras: no hay traducción de ninguno de los libros aquí citados.)
  2. Poco nos importa que ésta sea la casa natal de Marie Luise Kaschnitz y que, por tanto, el pueblo descrito sea Bollschweil, su localidad natal.
  3. La composición del poema convierte en anecdótica la circunstancia de que tras este apellido se esconda el hermano de la escritora y que ésta sea la hermana a la que se refiere el texto. La lectura funciona igual desconociendo estos extremos.
  4. «Das Gelingen freilich ist ein Geheimnis, ein größeres als der Erfolg…» (en: “Schwierigkeiten, heute die Wahrheit zu schreiben”, en Zwischen Immer und Nie: Gestalten und Themen der Dichtung, Hans Bender, ed.)
  5. «Ich bin garnicht imstande dazu, eine Erscheinung oder eine Erfahrung augenblicks in vollendeten Versen Gestalt werden zu lassen. Es gibt bei mir jedesmal zwei schöpferische Momente, den der Auswahl aus dem unendlichen Stoff und den der Gestaltung, und diese beiden Momente liegen oft weit auseinander. Ich packe den Stoff und verstecke ihn dann gewissermaßen vor mir selbst in meinem kleinen Heft. Wenn seine Zeit gekommen ist, beitet er sich mir von selber wieder an. Jetzt mache uns, fordern diese Halbgeburten, und sind inzwischen schon viel reicher und voller geworden, und an der Dringlichkeit ihres Rufes erkenne ich, ob das Erlebnis ein echtes, unabweisbares war.» (Marie Luise Kaschnitz, “Bericht zu einem Gedicht” en ibid.)
  6. «An meinem einundzwanzigsten und wahrscheinlich letzten Arbeitstag werde ich mich besinnen, warum ich das alles angefangen habe, diese Schilderung eines Dorfes, doch nur um Ruhe zu finden, um entlassen zu werden aus der furchtbaren Beschleunigung, aber man wird nicht entlassen, auch hier nicht, Veränderung über Veränderung»
  7. «Auf Weltverbesserung zielt jedes Schreiben, sei es nur durch die intensive Bemühung, Stoff und Form in der einzig gültigen Weise zu verbinden, sei es durch die Sichtbarmachung von Dingen und Kräften, die dem rasch und flüchtig Lebenden verborgen bleiben müssen.» (en: “Schwierigkeiten, heute die Wahrheit zu schreiben”, en Zwischen Immer und Nie: Gestalten und Themen der Dichtung, Hans Bender, ed.)
  8. «eine halbe Stunde vom Dorf entfernt, aber eine Wirklichkeit weiter, ein halbes Jahrhundert weit»
  9. «nur die alten Rufe, die sich voneinander entfernen und sich einander nähern, Rufe der Pilzsucher, ich hier, wo du, geistern durch den Wald»
  10. «Wir sind keineswegs sicher, ob wir einem Druck durch Folterung widerstehen würden, und beinahe überzeugt, bei einer langen qualvollen Haft unsere innere Würde zu verlieren.»(en: “Schwierigkeiten, heute die Wahrheit zu schreiben”, en Zwischen Immer und Nie: Gestalten und Themen der Dichtung, Hans Bender, ed.)
  11. «Gedichtvorhaben. Kleine Grammatik. Verben konjugiert. Ich sah, ich hörte, ich fürchtete, ich liebte, ich werde sehen, ich werde hören, ich werde fürchten, ich werde lieben. Das ist das Du, ist das Er, ist das Sie, ist das Es. Pronomen, Substantive, Satzzeichen.» (en: “Das Tagebuch. Gedächtnis · Zuchtrute · Kunstform”, en Zwischen Immer und Nie: Gestalten und Themen der Dichtung, Hans Bender, ed.)

Be First to Comment

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas y de nuestra política de cookies (pinche el enlace para mayor información).